¿Y ahora, qué sigue?

Y ahora, que sigue… ¿Qué rumbo tomaremos?, de hecho, nos preguntábamos eso siempre, pero más aún en este contexto pandémico que sorprendió al mundo. Es bueno pensar en el ahora pero también en el después, porque eso nos ayudaría a proyectarnos mejor, igual teniendo en cuenta los infortunios que podamos tener.

En nuestro tema de tapa de la presenta edición en particular, resaltamos de manera meticulosa varios aspectos sociales, económicos, donde la tecnología interviene en todo momento, para quienes la consideren. En varios de estos aspectos se destaca un factor común. En teoría, nada ya volvería a ser igual, de hecho, que las cosas, las personas, los procesos cambian siempre, de alguna u otra manera, pero en este caso ese cambio podría “ser más visible”. Es lo que aseguran especialistas, así como lo mencionan varios de nuestros columnistas invitados.

Por supuesto que nuestros hábitos podrían volver a ser como antes, ¿quién nos asegura que no? O tal vez varias de nuestras acciones, basadas en lo que realizábamos habitualmente, tal vez cambien para siempre. Eso sólo lo sabremos en el momento en el que acabe toda esta pesadilla, acabe, o que nos acostumbremos al virus o él a nosotros, tal vez la vacuna contra la enfermedad sea determinante. Habrá que ver como se dan las cosas.

De cualquier manera, creemos que es momento de que tengamos una mirada optimista acompañada de la pregunta… ¿y ahora que haremos? El sólo hecho de preguntarnos y buscar respuestas, tal vez nos ayuda a darnos cuenta en las cosas que debemos dejar de hacer como siempre lo hacíamos, en corregir nuestros errores y a partir de allí buscar soluciones alternativas que nos empujen a salir adelante, no importa si ese avance es lento, lento pero seguro.

COMMENTS