Si hubiese sabido antes por qué quería liderar…

Si hubiese sabido antes por qué quería liderar…

¿Por qué quieres, o pretendes o disfrutas “liderar”? No, no me refiero a ser “jefe”. Me refiero a ser “líder”. No me refiero a motivaciones de cómo incrementar ingresos, tener poder de decisión, gozar de algunos beneficios. No. Los “líderes” tienen otras motivaciones.

Por Hernan Rocha
Profesional especializado en estrategia y simplificación organizacional

Si lo hubiese sabido…

A mí me llevó varios años descubrirlo y perdí tiempo. Después de ocupar varias posiciones de “jefe”, empecé a comprender por qué quería trabajar para ser líder. Si lo hubiese sabido antes… ¡Ojalá alguien me hubiese orientado más al inicio de mi carrera!

Repaso mis promociones laborales en la multinacional en la que hice mi carrera, y al tomar mis primeros tres puestos de “jefe” de área, creía que tenía que ser otra cosa, menos “líder”:

• La primera vez me dijeron que, de mí, querían un “bombero”: “Esto es un incendio, y precisamos un bombero. Podés salir del otro lado con todos los laureles, o quemarte en el intento. ¿Querés el puesto?”

• La segunda, me pidieron que no falle y sea “Superman”: “Sacaste el mejor puntaje, el puesto es tuyo” (después de pasar más pruebas que las que había pasado para ingresar a la propia empresa).

• En la tercera, sentí que tenía que ser ultra leal: “Necesito una persona de confianza que vaya a atender ese negocio”.

Impactar gente y trascender

Fue por aquel entonces que empecé a comprender que no era lo mismo ser “jefe” que ser “líder”. Un jefe me dijo: “Estamos para impactar positivamente a la gente, ayudarla a desarrollarse y crecer”. ¡Y me lo demostraba haciendo eso conmigo!

¡Cada minuto con él era oro en palabras! Rápidamente se hizo un lugar positivo en mi mente. Comencé a “seguirlo”. Me mentoreó incluso en situaciones muy difíciles. Era un gran líder.

Me puse contento cuando en julio de 2020, una encuesta en LinkedIn (295 participantes) reveló que al 55% lo motiva ser “líder” la posibilidad de “impactar gente y trascender” y a otro 26% la de “ayudar, como buena persona”.

En un cambio laboral posterior, en la misma empresa, fui yo quien elegí tomar una oportunidad específica, de dos que me estaban ofreciendo. ¡Un lujo que pude darme! Elegí esa en donde intuí que podría desarrollar mejor ese “liderazgo”; tenía (muchas) ganas de generar ese “impacto” del que me había hablado aquel líder. ¡Allá fui y me fui luego con tremendas satisfacciones!

5 recomendaciones para trabajar para ser líder

Ojalá alguien me lo hubiera dicho al inicio de mi carrera:
1. Capacitarse en liderazgo. Nunca se termina de aprender.
2. Observar a los jefes e identificar comportamientos que te gustaría replicar, y los que no.
3. Profundizar el autoconocimiento: qué te motiva, cuáles son sus debilidades (para trabajarlas), cuáles tus valores…
4. Tener un coach o mentor (de la empresa mejor, o uno externo).
5. Cuidar tu estilo de “jefe”: todo lo que digas, cómo lo digas, lo que calles, lo que hagas, cómo lo hagas, y lo que dejes de hacer, influirá.

“Lo que eres habla tan fuerte, no puedo escuchar lo que estás diciendo” (Ralph Waldo Emerson – Filosofo estadounidense, 1803-1882)

En junio 2020, tuvimos una charla virtual con ese gran líder. Hacía por lo menos 9 años que no lo veía.

Cuando comenzamos a hablar, al verlo, me emocioné y comencé a llorar. Durante la conversación volvieron a saltar las lágrimas. Y sucedió una tercera vez antes de terminar. La emoción de poder volver a hablar con él fue muy fuerte. ¡Cada palabra volvió a ser oro! Como antes.

Son esas personas que te llegan profundo, muy profundo, que sientes que te formaron en parte, y que les debes algo. Por eso quería trabajar para ser líder: para impactar positivamente a otros. Como él lo hizo conmigo.

Y vos, ¿por qué quieres, o pretendes, o disfrutas “liderar”?


Si desea obtener más información o contenido sobre este tema,contáctenos al (0983) 529 115 o al correo electrónico: revista@corporativaglobal.com

COMMENTS