Mejorar y garantizar la navegabilidad de los ríos

Garantizar la navegabilidad de los ríos representa un interés prioritario y estratégico para el Paraguay por su condición de país en desarrollo y sin litoral marítimo. La mejora de las condiciones de navegabilidad de los ríos está consagrada en la Constitución Nacional que contempla la libre navegación de los ríos internacionales como principio en sus relaciones exteriores. No se puede garantizar un derecho si no están dadas las condiciones para su ejercicio. Adoptar medidas que contribuyan a garantizar la plena vigencia y el ejercicio de este principio faculta a nuestro país a invocar su observancia, en las mismas condiciones, a los demás países con jurisdicción en ríos internacionales.

La navegación fluvial constituye uno de los mecanismos fundamentales para mitigar las asimetrías de nuestro país que, por su condición de mediterraneidad, tiene costos logísticos elevados al 30% en exportaciones y 12% en importaciones. Esto resta competitividad a los productos paraguayos y afecta directamente la renta de los agricultores con su consecuencia social y económica.

El objetivo fundamental de países como el nuestro, productor de materias primas, es buscar bajar los costos logísticos para lograr competitividad en el mercado internacional. De ahí la importancia fundamental del transporte fluvial y el mantenimiento de la vía navegable.

AHORRO DE TIEMPO Y COSTOS

Un río dragado genera credibilidad y permite ahorro de tiempos y costos, contribuyendo de manera efectiva a la economía nacional. En términos de política estratégica, mientras mayor sea la autonomía que nuestro país pueda alcanzar sobre las condiciones de la navegabilidad de los ríos, menor será la vulnerabilidad ante cualquier obstáculo que se presente para la navegación, incluyendo obstáculos propiciados por la naturaleza, como la bajante histórica que registraron los ríos este año.

TRABAJO DE DRAGADO

En el tramo compartido del río Paraguay, la Comisión Mixta Técnica Ejecutiva entre Argentina y Paraguay, viene coordinando las campañas de dragado de mantenimiento a través del estudio conjunto de los planos de

levantamiento hidrográfico que contienen la definición de las obras, embarcación de diseño, profundidades mínimas, características geométricas del canal navegable, características de los materiales a dragar, pasos a dragar, equipos y maquinarias a ser utilizados, depósito del material dragado en el lecho del río, posicionamiento de la ruta navegable y equipos, relevamientos durante la realización de obras, seguridad de la navegación en los sitios intervenidos, espacio mínimo u horarios de cruce para embarcaciones, señalización con boyarines, plan de gestión ambiental, entre otros.

La campaña 2017-2019 de dragado del río Paraguay fue coordinada con autoridades de la República Argentina en el marco de la Comisión Mixta y se realizó la evaluación de los parámetros actualizados.

En el tramo compartido del río Paraná se acordó un entendimiento operativo suscrito entre los cancilleres de Paraguay y Argentina, a efectos de mejorar las condiciones de navegación en el río Paraná desde la represa de Yacyretá hasta su confluencia con el río Paraguay para atender la emergencia hidrológica declarada. Constituyó la primera intervención del río Paraná en los últimos 30 años, que permitió además de garantizar la competitividad de nuestros productos exportables de manera inmediata.

Valen estas consideraciones para reafirmar la importancia estratégica de los ríos Paraguay y Paraná para asegurar nuestro comercio exterior de ultramar, como la vía más efectiva para mejorar nuestra competitividad y con un efecto directo en los factores productivos del país.

COMMENTS