La ausencia estatal es la traba principal para industrializar maíz

En esta temporada hay un cultivo récord de maíz en el Paraguay, con una estimación de 1.300.000 hectáreas cultivadas. El clima se muestra muy favorable, por lo que el rinde también genera altas expectativas. La mayoría de la cosecha irá a parar, en su estado natural, al Brasil ante la falta de una política estatal que propicie la industrialización del rubro agrícola.

Luego de una catastrófica cosecha de la soja, debido a la pérdida total de varias parcelas en algunos casos y el rendimiento muy bajo en otros casos, por la sequía, el campo ahora está lleno de esperanza por la alta expectativa que genera el maíz, pues las condiciones climáticas se muestran favorables.

A pesar de esta buena racha del maíz, Paraguay no obtiene el mejor provecho, pues gran parte de la cosecha va parar en el mercado brasilero, que está acaparando mayormente la adquisición del grano.

El 98% del maíz que se produce en Paraguay se envía al Brasil, específicamente a los estado Paraná y Santa Catarina, que son zona de alta producción de carne de cerdos y de aves. Esto considerando que el maíz y la soja son los principales componentes de alimentos para animales. Es decir, en el vecino país convierten la proteína vegetal en proteína animal, que es una de las alternativas más rentables, pues la carne se exporta a grandes mercados mundiales.

En Brasil extraen varios otros componentes del maíz y lo convierten en raciones industrializadas para abastecer a los productores cárnicos. En Paraguay también se utiliza para alimentos de animales, pero con un procesamiento básico, pues no hay una industrialización.

“Una de las opciones para aprovechar esa materia prima es convertir el maíz en un producto más completo, es decir, la industrialización para producción de alimentos. Como es una proteína vegetal, lo ideal sería convertirlo en proteína animal, como lo está haciendo Brasil”, explicó el ingeniero Rubén Sanabria de la Coordinadora Agrícola del Paraguay.

Al decir de Sanabria, hay una ausencia estatal en cuanto a políticas públicas que generen las condiciones para industrializar el maíz. Señaló que

el gobierno debe propiciar que los empresarios privados inviertan en el rubro.

“Actualmente no hay ningún proyecto en andamiento para atraer inversiones de esos rubros y para que Paraguay de alguna manera pueda emerger y capaz catapultarse como proveedor del mercado mundial de productos cárnicos”.

Las pocas formas de sacar provecho al maíz es mediante cooperativas que son las que más invierten en este tipo de rubros.

Las grandes producciones de carne en Brasil se logran mediante la unión de pequeños productores de la agricultura familiar que se unen mediante cooperativas.

“Actualmente no existe un horizonte económico como para que el productor se anime a invertir en el rubro. El gobierno tiene que entrar a suplir esos déficit, no existen condiciones para que se desarrollen porque no se tiene un respaldo del estado”, afirmó Sanabria.

COSECHA COMPROMETIDA 

Los productores están bastante endeudados, debido a la pésima cosecha de la soja. A esto se debe sumar el alto costo de producción del maíz que llega a 800 dólares por hectárea.

La adquisición de fertilizantes, semillas y agroquímicos se pagan con el grano, por lo que muchos ya tienen su cosecha comprometida ante los agroexportadores.

CLIMA FAVORABLE 

Desde la siembra, el clima se comportó muy bien con el maíz, primero por las oportunas lluvias y luego por la temperatura ideal, porque no se ha registrado frío intenso. El maíz es un cultivo que con menos de 10 grados centígrados deja de crecer, prácticamente no se desarrolla o no avanza en su crecimiento. Estos obstáculos no se registraron en ningún momento, por lo que tuvo un buen desarrollo.

Las primeras cosechas empezaron a mediados de este mayo con muy altas expectativas de rinde, por lo que genera esperanza en el campo. Esto podrá servir para aminorar las millonarias pérdidas que dejó la mala cosecha de la soja.

Considerando todos los factores favorables se espera tener una cosecha récord, además de buena variedad de semillas.

CIFRA RÉCORD 

Las condiciones favorables del clima, hizo que en Paraguay el cultivo de maíz haya alcanzado una cifra récord de 1.300.000 hectáreas, una cantidad nunca antes alcanzada, pues cada temporada se cultiva entre 800 a 900 hectáreas.

“Esto es un récord a nivel nacional en esta temporada y se considera que en un promedio global de rinde, fácilmente se va a lograr superar los 4.000 kilos por hectáreas. La temperatura que es un poco elevada es crucial para el desarrollo del maíz”, dijo el ingeniero Sanabria.

PRECIO 

Actualmente hay escasez de productos de alimentos para humanos como para engorde de animales, lo que hace que mejoren los precios de materias primas tan indispensables como el maíz. De hecho, este grano reporta un importante repunte en su cotización en el mercado. Lo que antes se comercializaba entre 90 a 100 dólares por tonelada, hoy en día puede llegar hasta 200 dólares por tonelada.

EXPORTACIÓN 

Durante el primer bimestre del 2022, las exportaciones de maíz disminuyeron 83%, casi 570 mil toneladas menos que el mismo periodo del 2021, según el informe de Comercio Exterior de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).

Entre enero y febrero de este año, Paraguay exportó solamente 114.643 toneladas de maíz, lo que indica una merma de 565.277 toneladas (-83 %), considerando que al cierre del segundo mes del 2021 se habían exportado 679.920 toneladas.

DIVISAS 

En cuanto a los ingreso de divisas, en el primer bimestre fueron generados de USD 29.665.750, es decir, una variación negativa de USD 96.605.961 (-76,5 %), ya que en el mismo periodo del 2021 los envíos de maíz generaron USD 126 271 711.

Hasta febrero se siguió exportando el maíz zafra 2021 (mayo 2021 a abril 2022). Durante este periodo se ha exportado 1,2 millones de toneladas del grano, lo que constituye 50% menos de lo registrado en la zafra anterior.

La menor exportación del cereal fue resultado de los 1,5 millones de toneladas menos producidos en el 2021, debido a las condiciones agroclimáticas adversas. Además influyeron las demoras en la época de plantío y otras situaciones que afectaron considerablemente la producción.

DEMANDA DOMÉSTICO 

La demanda del grano a nivel doméstico se encuentra entre 1,5 y 2 millones de toneladas, que se industrializan en el país, por lo que la merma en la producción afecta fuertemente la canasta familiar.

Esta situación se ha complicado aún más por los cierres de rutas y la demora en la salida de camiones al Brasil, debido a las huelgas de los funcionarios de la Receita Federal del Brasil es el principal destino del maíz nacional, pues representa el 98% de los envíos al exterior.

RAÁNKING DE EXPORTADORES

Agrofértil sigue liderando el listado con el 22% del total enviado. Le siguen Lar (19%), Cargill (10%), Coopasam (6%) y otras empresas más. En total, 63 empresas fueron responsables de las exportaciones del grano zafra 2021 al primer bimestre del año 2022.

 

COMMENTS