Falta la seguridad digital del “papel en mano”

El auge de los canales o medios digitales para realizar transacciones comerciales obtienen relevancia cada vez mayor, incluso desplazando a los métodos tradicionales, en muchos casos.

Las transacciones bancarias, vía web, son movimientos financieros que se realizan a diario, simplifican procesos, ayudan a que las personas no estén perdiendo tiempo formando largas filas, entre otras ventajas.

Sin embargo, estas transacciones, ya sean de compra o venta de productos y/o servicios tendrían que estar respaldadas por documentos oficiales, digitales, pero bien regulados según el marco legal de nuestras leyes.

Nos digitalizamos de a poco, pero aun cuesta tener un documento que de respaldo y nos garantice una seguridad jurídica a la hora de presentar documentos ante el fisco.

Facturas escaneadas, sin timbrado o sin firmas o sellos que garanticen la legalidad de un documento, hacen que muchas transacciones desencadenen en un mar de incertidumbre en este contexto de comercialización digital.

Es por eso que muchas personas que trabajan con la compra o venta de productos y servicios, aún prefieren recibir su papel en mano, porque sienten que definitivamente tienen algo con que reclamar, con eso se aclara la frase “papel en mano, es documento”.

Es momento de instar al sector público y privado, que propongan soluciones a fin de agilizar, formalizar y estandarizar procesos comerciales que estén avalados por firmas, sellos, y lo que sea necesario para acreditar los comprobantes que se generan por compras online.

COMMENTS