Consumo digital: un antes y después del COVID-19

Consumo digital: un antes y después del COVID-19

Pasamos de ser seres presenciales a seres virtuales sociales en esta cuarentena, un cambio en la historia de la humanidad, afirman especialistas del Tec. Por KARLA ESCOBAR | CAMPUS MONTERREY -

Uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos al tener tiempo libre es encontrar nuevas formas de administrar nuestras actividades.

Si bien el uso de la tecnología y las redes sociales ha incrementado, durante esta cuarentena ha crecido de manera exponencial.

“Se reportan consumos casi históricos de productos culturales digitales”, señaló Manuel Ayala, profesor del tópico “Medios, cultura y sociedad” e integrante de la Escuela de Humanidades y Educación del campus Monterrey.

El contenido audiovisual, los servicios informativos y de entretenimiento se encuentran en su auge de consumo.

“Cada vez son más los usuarios de videojuegos y se convirtió en una mina de oro para las industrias creativas”, expresó Gabriela Pedroza, quien también forma parte de la Escuela de Humanidades y Educación del campus Monterrey e imparte la materia “Comunicación y estudios de medios”.
Nos encontramos en un momento en el que podemos llevar a cabo nuestra vida ordinaria a través del mundo virtual, lo que señala una nueva tendencia.

“Por supuesto que toda la vida va a cambiar de un antes y después de esta pandemia”, manifestó la docente Pedroza.

Ahora sabemos, añadió, las capacidades que la tecnología proporciona tal como las nuevas formas de trabajo y de convivir unos con otros.

Por su parte, Ayala considera que el acceso a la información y al entretenimiento de forma inmediata y a cualquier hora es otro de los beneficios.

Sin embargo, existe un serio problema del tiempo invertido en la exposición en pantallas, en un día común nos movemos de la televisión a la computadora y de la computadora al celular.

“Se está generando una dependencia hacia las pantallas lo que provocará niveles de ansiedad en las personas cuando esto termine”, argumentó Pedroza.

Están creándose nuevas formas de socialización y hay teorías que definen al ser humano como alguien dependiente de la tecnología en todos los aspectos.

“De igual forma habrá un uso más eficiente de los medios digitales y también se cambiará el esquema de organización laboral”, dijo Pedroza.
Dentro de lo positivo, hay un aumento de la lectura, sobre todo de libros electrónicos y de actividades como la meditación y la convivencia familiar.

Para continuar con una buena comunicación Manuel Ayala aconseja ser empáticos con los demás que aunque haya distanciamiento físico eso no represente un distanciamiento emocional.

Finalmente, a la par del consumo exponencial de los productos de información y entretenimiento se observará un nuevo estilo de vida.

Estar conscientes del uso de los medios tecnológicos será vital para continuar obteniendo beneficios y evitar problemáticas que se puedan derivar del mismo.

FUENTE: TECNOLÓGICO DE MONTERREY

COMMENTS