Biotecnología: una nueva era para la agricultura

Las investigaciones para implementar la tecnología a la agricultura mostraron avances significativos. Las adversidades, como la escasez mundial de fertilizantes debido a los conflictos bélicos y otros factores, dieron un importante empujón a las pesquisas. En Paraguay, los productores que recurren al solubilizador biotecnológico logran excelentes resultados.

Agricultores de todo el mundo se ven obligados a rever sus estrategias de cultivo debido a la escasez global de fertilizantes. Una buena cosecha necesita la dosis justa de nutrientes como: nitrógeno, fósforo y potasio. Sin embargo, en el último siglo, la fabricación a gran escala de nutrientes a base de amoníaco fue la clave para hacer fertilizantes que ha permitido a los agricultores aumentar enormemente sus rendimientos.

Esta fluida producción mundial comenzó a experimentar un gran desafío con la suba generalizada de los fertilizantes sintéticos. La situación empeoró de manera drástica con el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, considerando que una quinta parte de las exportaciones mundiales de nutrientes y la industria de fertilizantes fue afectada.

MEDIDAS NACIONALES  

Los países se vieron obligados a tomar medidas, China, uno de los mayores productores de fosfatos, optó por restringir la exportación de componente, a fin de asegurar una buena reserva nacional. En India, comenzaron a recurrir a Canadá e Israel para sustituir sus suministros rusos de fertilizantes.

Mientras tanto en Brasil, unos de los mayores productores de granos, pretenden extraer potasa de tierras indígenas asentadas en el Estado de Amazonas. Para esto necesitan de una nueva ley que ya está en estudio, en medio de una fuerte oposición de las tribus afectadas, quienes se oponen a la alteración de su hábitat.

MEDIDAS DE AGRICULTORES 

Ante la crítica situación mundial por la escasez de los fertilizantes, los productores recurren a varias medidas para seguir produciendo. Algunos optan por reducir la aplicación de los fertilizantes, a pesar del peligro que implica en cuanto a la reducción del rinde. Otros sencillamente optaron por cultivar menos, lo que implica menor cantidad de alimentos.

OPORTUNIDAD

Como las crisis es sinónimo de oportunidades, importantes firmas comprometidas con la agricultura aceleraron sus investigaciones para recurrir a la tecnología. Es así que desde el año pasado, miles de agricultores recurrieron a la biotecnología para seguir produciendo alimentos para el mundo.

BIOTECNOLOGÍA 

Una de las alternativas que se está implementando con resultados sorprendentes es la sustitución de nutrientes sintéticos por inoculantes biológicos, desarrollado con la implementación de la biotecnología. En ese sentido, la empresa Bioma junto con Embrapa de Brasil desarrollaron el primer inoculante biológico para la solubilización de fósforo, denominado SolubPhos. El producto fue registrado en Paraguay por la firma Simbiose.

CARACTERÍSTICA 

SolubPhos es un producto formulado a partir de las cepas BRM 119 (Bacillus megaterium) y BRM 2084 (Bacillus subtilis) recomendado para tratamientos de semillas. Es decir, se trata de una tecnología revolucionaria para la agricultura, pues su acción es directa en la disponibilización de un elemento extremadamente complejo: el fósforo.

El fósforo tiene un alto valor, pues es fundamental para el crecimiento, el desarrollo y la productividad del cultivo. SolubPhos hace disponible el fósforo desde fuentes poco solubles utilizando la producción de ácidos orgánicos y enzimas fosfatasa.

MECANISMO DE ACCIÓN 

La utilización del SolubPhos es recomendada en tratamientos de semillas o aplicación directa, vía jet, direccionado en el surco de siembra. Se asocia a la planta desde el comienzo de la formación de raíces, momento fundamental e importante, pues las dos baterías: BRM 119 (Bacillus megaterium) e BRM 2084 (Bacillus subtilis) presentes el producto comienzan a multiplicarse y a colonizarse en la rizosfera de la planta.

Durante ese proceso, las citadas bacterias dan comienzo a la producción de ácidos orgánicos. Este a su vez actúa en la parte del suelo que se encuentra en contacto con las raíces de las plantas. Desde allí se inicia el proceso de solubilización del fósforo que está retenido al calcio, aluminio e hierro presentes en el suelo, dejando disponible para la absorción y asimilación por la planta.

El fósforo actúa como transmisor de energía, vía fotosíntesis, respiración y división celular. Además ayuda al crecimiento de la raíz y el desarrollo vegetal, formación de granos, frutos y fibras. SolubPhos también actúa en la mineración de fósforo presente en la materia orgánica del suelo (fitato), dando así un mayor aporte de éste para el cultivo.

UTILIZACIÓN 

EN PARAGUAY 

El solubilizador de fósforo, SolubPhos está registrado en Paraguay por el Grupo Simbiose. Muchos productores ya recurrieron a esta nueva herramienta y aliado del campo. Conforme a los datos registrados por Simbiose, la aplicación del producto mejoró la longitud de la raíz y la altura de los cultivos; además de aumentar las vainas y los granos, es decir, mejoró de manera significativa el rinde.

PREOCUPACIÓN MUNDIAL 

La escasez de fertilizantes genera una gran preocupación mundial, debido a que puede registrarse una grave crisis de alimentos para animales y para humanos. Los granos como el maíz y la soja son los principales componentes de alimentos para animales, como cerdo y pollo, que se producen en gran escala para el consumo humano.

 

Aspecto y composición  Uso  ORIGEN 
Inocolante  de solubilización de fósforo. Está formulado con cepas de Bacillus subtilis (CNPMS B2084 (BRM034840)) y Bacillus megaterium CNPMS B119 (BRM033112). La inoculación debe hacerse después del tratamiento químico de las semillas y preferiblemente momentos antes de la siembra. También se puede utilizar de forma directa. SolubPhos fue desarrollado con tecnología Embrapa y Bioma. En Paraguay el producto fue registrado por Simbiose. Se puede utilizar en para maíz (Zea mays) y soja (Glycine max).

COMMENTS