Poca alternativa de turismo interno para el invierno

El turismo interno de Paraguay registró un crecimiento importante desde la pandemia. Sin embargo, las ofertas se limitan mucho a actividades de verano, por lo que en el invierno este movimiento merma considerablemente.

Si bien la pandemia causó estragos importantes en varios rubros, incluyendo el turismo, en Paraguay motivó que cientos de establecimiento se hayan formalizado. Las restricciones para viajar al extranjero hicieron que muchas personas hayan optado por el viaje interno en los últimos años.

Las ofertas turísticas de Paraguay se destacan por los paisajes naturales, posadas, hoteles de primer nivel, aventura, multiculturalidad, turismo urbano, costumbres, turismo experiencial (rutas, historia y religión), entre otros. La mayoría de estas opciones invitan al disfrute veraniego, por lo que las opciones para el invierno son muy reducidas.

Los trabajadores del rubro turístico afirman que por la propia idiosincrasia del paraguayo, tiende a “salir menos” en el invierno y eso incluye las actividades turísticas. Destacaron que atractivos extras, como actividades culturales, museos, además de poner en condiciones las ciudades de mucha visita, como las ciudades de frontera, son necesarias para “motivar” al movimiento turístico.

GENERAR CONDICIONES

Carlos Jara, empresario del rubro hotelero y miembro de la Cámara de Empresarios de Ciudad del Este & Alto Paraná, explicó que varios son los factores que conspiran contra el turismo en el invierno. Señaló que urge generar condiciones para que la gente quiera viajar dentro del país y también atraer a turistas desde el exterior. Afirmó que se necesita trabajar en una política a largo plazo, mediante una cooperación público-privada.

“Tendríamos que hacer algo, hay que forzar el cambio pero lastimosamente no hay ningún plan para ofrecer ese algo más al turista. No tenemos una ciudad con estructura para el turismo, no nos preparamos para dar opciones a las personas en el invierno”, expresó.

SIN DINERO

Jara alertó que la reactivación del turismo tropieza con la inflación que hace que el poder adquisitivo de las personas sea cada vez menor. Afirmó que gran parte del problema es que la gente se quedó sin dinero y sin reserva económica.

COMMENTS