Engorde vacuno debe planificarse de acuerdo a escala productiva

Los parámetros que hacen a la nutrición del ganado de carne pueden ajustarse a la infraestructura del productor, sin importar los ciclos de cría, recría o feed lot. La planificación nutricional dependerá de los recursos existentes en el establecimiento. De esta forma, será posible preparar la suplementación con la materia prima disponible.

La producción pecuaria representa un negocio que requiere de ajustes para alcanzar su máxima eficiencia. Un punto importante es que el productor ajuste sus costos con base en la disponibilidad de alimentos de su finca, con el objetivo de alcanzar rentabilidad. “Todo depende de la ganadera; si tiene terneros o desmamantes, entonces, la suplementación se hace de acuerdo a la necesidad del productor”, mencionó el Ing. Agr. Rubén Ortiz, especialista en producción.

KREEP FEEDING

Es un complemento alimenticio que reciben los terneros sin descuidar la provisión de leche materna y pasto. Tiene que ver con la provisión de una ración balanceada compuesta por maíz, expeler de soja, un mineral exclusivo para terneros y leche en polvo para terneros. La formulación es elaborada conforme a lo que tiene el productor en su campo. “Algunos tienen su propia materia prima (maíz, soja, sorgo), entonces, solo se complementa con algunas vitaminas o minerales. En el caso de que el productor no cuenta con alimento completo, se le puede proveer”, mencionó Ortiz.

El Kreep Feeding es un sistema que permite obtener terneros más pesados al destete. Un ejemplar producido bajo condiciones normales, es destetado con 220 kg, aproximadamente, mientras que aquellos ejemplares que pasaron por el sistema logran ganancias de peso de 30 kg a más (ternero destetado con 250 y 260 kg)

RACIÓN EN ETAPA DE CRÍA

Los terneros reciben una ración de balanceado a partir de los 60 días de nacidos, que va entre 0,5 y 1% de su peso vivo. La recría dura aproximadamente cuatro meses. Con práctica de Kreep Feeding, el productor evita retrasos en los terneros, anticipa el servicio en vaquillonas, adelanta la terminación de novillos, obtiene rodeos más parejos y facilita el destete anticipado o convencional.

De acuerdo al profesional, la tecnología es muy aprovechada en los periodos de emergencias climáticas (inundaciones y sequías), debido a que otorga mayor proteína para el crecimiento del animal.

NO DESCUIDAR LA RECRÍA

Una vez destetado el animal, ingresa al periodo de recría, donde es importante no perder cuidado de la condición corporal. “Se agrega sal proteica energética, en reemplazo del balanceado, a fin de que el ternero no baje de peso”, indicó Ortiz. Este condimento resulta interesante para reducir los costos de producción debido al alto valor del balanceado. Otro factor es seguir adelante con buena masa verde o heno.

La ración de la sal proteica energética es de 300 g/cabeza hasta entrar al confinamiento.

El periodo de recría dura cinco meses.

CONFINAMIENTO

Los animales ingresan al engorde con 320 y 340 kg. No obstante, se procede a un protocolo sanitario, indispensable en cada ciclo productivo. “Los bovinos ingresan al corral y atraviesan por un periodo de adaptación de 22 días, antes de recibir el concentrado conforme al peso del animal”, refirió el profesional.

La base nutricional puede ser burlanda, cascarilla de soja o maíz, urea protegida y núcleo. El porcentaje de la ración es de 1,5 por cada kilogramo de peso vivo.

A los 45 días iniciado el proceso de engorde, lo recomendable es realizar una lectura de batea y un control de peso, de modo a determinar si está con ganancias de peso acordes al sistema. El confinamiento dura 90 días aproximadamente.

En animales con genética de primera línea, los resultados son bovinos de 480 y 500 kg para frigorífico y un buen rendimiento al gancho. Los animales intermedios (híbridos) pueden alcanzar 450 kg. La ganancia de peso en confinamiento es de 1,5 kg/día en promedio y 1,7 y 1,8 en ganado de alta genética

A TENER EN CUENTA

El feed lot o engorde intensivo puede hacerse con fardos, typyraty de mandioca y no solo con silaje como muchos productores creen. Hoy en día, existen varias estrategias factibles. “Si no hay instalaciones para el confinamiento, también puede hacerse a pasto, con aplicación de 2% de balanceado por peso vivo. No obstante, será prioritario contar con masa de pastura o fardos; no se aplica en caso de peladares.

COMMENTS