Todas las fichas están puestas en el maíz que muestra un desarrollo esperanzador

Con la ayuda de las lluvias de los últimos meses, los productores de granos apuestan toda su ficha al maíz zafriña, que tendría un récord de cultivo en esta temporada. Esto luego de un difícil periodo de sequía que generó grandes estragos por afectar notablemente el rinde de la soja y el maíz durante el verano pasado. Ahora, el clima reverdece el campo y llena de esperanzas al agricultor.

Las condiciones climáticas se están dando de la mejor manera para favorecer el cultivo de maíz zafriña. Las frecuentes lluvias, seguidas de días de sol, generan un ambiente óptimo que mejora notablemente su crecimiento y desarrollo.

Según estimaciones reveladas por el ingeniero Rubén Sanabria, miembro de la Coordinadora Agrícola del Paraguay, a escala ya nacional se cultivaron 1.100.000 hectáreas de maíz. Dijo incluso que se podría llegar a una cifra récord cultivada de 1.300.000 hectáreas.
El 60% del cultivo ya está en etapa de floración, el 20% en fase de choclo y el resto 20% a punto de florecer. Las buenas condiciones ya se reflejan en la comercialización de choclo fresco que está acaparando el mercado local.

Sanabria señaló además que como se perdió bastante con la soja en la última cosecha, todas las esperanzas están puestas en el maíz zafriña, pues la lluvia volvió de manera frecuente y oportuna.
“Esto nos da mucha esperanza de que vamos a tener buen material genético para semillas y también se va poder completar los compromisos con las multinacionales. Se podrá cumplir con las deudas, y no ser penado por falta de cumplimientos. Hay una gran esperanza porque el campo reverdece totalmente y estamos con la expectativa de que el maíz pueda salvar algunas de las pérdidas de la sequía anterior”, expresó.

Paraguay tiene 3.700.000 hectáreas de tierra mecanizada, por lo que la parte no cubierta por el maíz se emplea para cultivo de soja, además de trigo, avena, canola, girasol, sorgo forrajero, entre otros.

FALTA DE FERTILIZANTES
Una de las preocupaciones actuales es la suba considerable de los precios de los fertilizantes y de los agroquímicos, debido a la escasez causada por la guerra en Europa, de donde se proveen las materias primas. Estos elementos se procesan en Brasil, principal proveedor de Paraguay. Además de que muchos de los productores están con dificultades financieras para cubrir las deudas de la mala cosecha pasada, con líneas de crédito con límites con los proveedores.

HORTICULTURA
La lluvia también favoreció a la horticultura que estaba bastante afectada por la sequía. En muchas zonas del país, significó un recomienzo para los productores, pues tuvieron que volver a cultivar varias parcelas que estaban totalmente perdidas por la falta de agua.

COMMENTS