¡Que sea como un nuevo año!

(POR YOVAN PONTE, DIRECTOR) Este 2019 pasa volando como muchos dicen, pero en los 6 primeros meses del año, se sintió de manera muy fuerte el impacto de la caída de los precios internacionales de los principales granos que Paraguay exporta. Y pensar que por más irónico que suene, la escasez de lluvias del año pasado, fue uno de los causantes de la baja producción agrícola actual. Por el contrario, las lluvias inundaron la zona sur del país y dejaron a miles de familias sin hogares.

En los vaivenes de la economía vimos a una cotización del dólar subir de manera preocupante pero que ahora empieza a descender. A pesar que para el negocio agroexportador no es una notica tan buena, para el comercio y consumo interno significa un alivio, según economistas, más aún considerando que se está sintiendo una retracción de la economía.

Las proyecciones de que nuestra economía no crecería como en años anteriores, ya estaba anunciada, sin embargo, algunos creen que después de la tormenta vendrá la calma. Más allá de las leyes e incentivos que beneficien o no a la maquila, en el sector de auto partes, al hablar con vendedores locales de repuestos de camiones, confían que en este segundo semestre del año, “la rueda empezará a girar”, la circulación de camiones empezará a sentirse más, estén como estén los precios de lo granos y por ende, este movimiento comercial empezaría a verse reflejado en otros sectores de la economía.

Es importante que por un momento no nos dejemos avasallar con más pesimismo de la inestabilidad de nuestra economía, creemos que siempre hay alternativas para sacar al país adelante.

No nos quedemos de brazos cruzados a la espera de un milagro. La búsqueda por nuevas oportunidades de negocios debe ser continua en un país democrático donde la tierra es fértil y tiene las condiciones para salir adelante.

COMMENTS