Interconexión Paraguay-Brasil en pos del cambio en logística de exportación

Las obras viales con salida del país que están en marcha y otras en proyección generan una perspectiva muy positiva para la agro-exportación. Esto considerando que habrá una mejor fluidez en el transporte que posibilitará una mayor expansión y una nueva configuración de la logística. Las mejoras viales incluyen la construcción de dos nuevos puentes entre Paraguay y Brasil.

La falta de camino es una de las falencias más graves al que se enfrenta la producción nacional. Se produjeron miles de pérdidas por las intransitables rutas que impiden sacar los productos desde el campo para la exportación. En algunos casos fueron demoras y, en otros, pérdida total, como ocurrió con los productores de leche.

Paraguay necesita un promedio de inversión de USD 1.000 millones anuales para, en 15 años, estar en la media de la región en materia de infraestructura, según estudios técnicos del MOPC.

En el 2014, la red vial nacional alcanzó 60.000 km, de los cuales 4.068 km estaban pavimentados y 1.166 kilómetros de enripiados. Para el año 2020, la red vial nacional llegó a 78.621 km, de los cuales 8.368 km están categorizados como pavimentados y 1.190 km como enripiados. Es decir, el 10,64% de los caminos del país tiene asegurada una transitabilidad permanente, en tanto que el 89,36% de las vías puede tener dificultades para el tránsito debido al deterioro y lluvias.

Ese mismo año, el país disponía de 9.056 km catalogados como nuevas rutas nacionales, con la recategorización de toda la red vial, donde se pasó de 12 a 22 rutas en todo el territorio nacional.

Con las obras de los últimos años, se revive una gran esperanza de los productores de mejorar la dinámica de la logística de exportación. La mejora en infraestructura permitirá acortar las distancias en tiempo y en espacio para hacer llegar los productos a todo el mundo.

En medio de tiempos difíciles por causa de la grave reducción del rendimiento de la producción debido a las condiciones climáticas adversas, estas obras son muy significativas para seguir fortaleciendo la producción nacional.

RUTA BIOCEÁNICA

Una de las obras más emblemáticas es la construcción de la ruta Bioceánica, cuya primera parte está concluida y la segunda ya está en marcha. Abarca la conexión entre las ciudades de Loma Plata y Carmelo Peralta, con 275 km, que está culminada y la segunda etapa entre Mariscal Estigarribia y Pozo Hondo, de unos 220 km, ya aprobada.

Se trata del proyecto más importante que lleva adelante en el Chaco el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), bajo la modalidad de la Ley 5074 o “Llave en mano”, con una inversión de USD 445 millones.

Este corredor, en toda su extensión, desde la frontera brasilera hasta la frontera argentina, en Pozo Hondo, unirá a los puertos marítimos más importantes, tanto del océano Pacífico como del Atlántico, además de conectarse con el tercer puente con Brasil.

La nueva carretera ahorrará a todo el sistema unos 14 días de logística, acortando unos 8.000 km, y casi USD 1.000 por contenedor, conforme a estimaciones del Ministerio de Obras Públicas.

PUENTES INTERREGIONALES

Otras obras de trascendental importancia son los dos puentes interregionales que se están construyendo y permitirán nuevas conexiones con el país vecino, Brasil.

El más avanzado es el Puente de la Integración que unirá al Estado de Paraná (Brasil) con el departamento de Alto Paraná (Paraguay), a través de ciudad de Presidente Franco. A vez, este último distrito se conecta con el Corredor de Exportación, que une Natalio (Itapúa) con Los Cedrales (Alto Paraná) y con el Corredor Metropolitano del Este, que conecta a su vez con la Ruta PY02 duplicada.

El Puente de la Integración ya superó el 80% de ejecución. La nueva conexión vial contará con el mayor vano central de Sudamérica, con 470 metros y una extensión de 760 metros lineales. Los trabajos entrarían en su etapa final en el tercer trimestre del año. La inversión de esta obra es de USD 84 millones y está a cargo de Itaipu.

El puente Bioceánico, entretanto, unirá las ciudades de Carmelo Peralta (Alto Paraguay) con Puerto Murtinho (Brasil). Los primeros trabajos consisten en la limpieza y apertura de accesos al lugar donde estará ubicado el nuevo paso internacional. La orden de inicio fue emitida en enero pasado, y que la firma adjudicada, el Consorcio Binacional PY – BRA, se encuentra finiquitando toda la parte operativa, así como la contratación de personal que está siendo capacitado.

Esta tercera unión física con el Brasil, considerada el principal eslabón de todo el Corredor Vial Bioceánica, tendrá una extensión total de aproximadamente 1.300 metros divididos en tres tramos. Dos de ellos constituyen los viaductos de acceso en ambas márgenes del río Paraguay, más el atirantado de 630 metros que estará en el medio.

La puesta en funcionamiento de esta pasarela beneficiará directamente a 19.000 compatriotas y contribuirá al crecimiento socioeconómico de todo el Chaco paraguayo, porque se convertirá en el articulador de todo el tránsito internacional de mercaderías entre ambos océanos (Pacífico y Atlántico).

OTRA SALIDA AL BRASIL

Otra obra que tendrá un efecto positivo importante para la entrada y salida de mercaderías del país es la construcción de la ruta Puerto Indio- Supercarretera, en el distrito de Mbaracayú, al norte del Alto Paraná.

El llamado a la Licitación Pública Internacional está en curso. La obra no solo ayudará al envío al extranjero de la producción agrícola, sino que beneficiará al progreso del sector, el incremento comercial y la valorización de los terrenos dentro del municipio.

El camino a ser pavimentado tiene más de 60 kilómetros de extensión y es muy utilizado por camiones de gran porte que llevan granos (soja, trigo y maíz) a los mercados del Brasil y desde el vecino país se traen agroquímicos y fertilizantes para su utilización en los campos del Alto Paraná y otros puntos del país.

Se estima que existe un movimiento anual de 25.000 camiones que cruzan entre Puerto Indio y Santa Helena. De acuerdo con un estudio realizado por los productores de la zona, contribuyen con al menos USD 100 millones de forma anual, cerca del 10% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que recauda el Estado Paraguayo y consideran que con un camino de todo tiempo pueden llegar a triplicar esos ingresos.

RUTA DE LA LECHE

En la Región Occidental la construcción más significativa es, sin dudas, la Ruta de la Leche que tendrá un importante impacto positivo y generará una mayor seguridad para la producción de lácteos.

La obra que está en fase inicial consiste en trabajos de pavimentación y mantenimiento de más de 188 kilómetros de caminos transitables todo el tiempo en el Chaco Central. El proyecto financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) potenciarán áreas de mucha producción, además se mejorarán accesos a sitios históricos de la guerra del Chaco, lo que favorecerá al turismo.

El período más nefasto para los productores fueron los meses de marzo y abril de 2018, cuando se perdieron dos millones de litros de leche por la imposibilidad de acercar el producto a las plantas de procesamiento.

CORREDOR DE EXPORTACIÓN

Mientras que el Corredor de Exportación se encuentra en plena ejecución en tres tramos, con el fin de mejorar la eficiencia del transporte y fortalecer la competitividad del Paraguay como un país exportador. Abarca los departamentos de Alto Paraná e Itapúa, conectando las ciudades de Los Cedrales y Natalio. Se trata de una nueva carretera que tendrá 143,2 km de extensión a lo largo de la ribera del río Paraná, formando un circuito con los principales puertos graneleros de la zona.

CORREDOR METROPOLITANO

Igualmente, está avanzado el proyecto del Corredor Metropolitano del Este que estará conectado al Puente de la Integración que se construye entre Presidente Franco, Alto Paraná, y Foz de Yguazú, Brasil. La obra posibilitará la conexión del segundo puente con Presidente Franco, Ciudad del Este y el corredor que une con los alimentadores de Natalio-Los Cedrales, Ruta PY2, así como con la supercarretera a Salto del Guairá, construcción de la nueva terminal de cargas de la ANNP.

Algunos lotes ya fueron adjudicados y están en ejecución, mientras otros siguen en procesos licitatorios.

NO SON SUFICIENTES

Si bien las obras viales han mejorado en forma significativa en los últimos años, aún no son suficientes para estar a la altura de fuerza productiva y al nivel regional. Años de desidia y malos manejos de las autoridades causaron enormes estragos a la producción y aún queda un largo camino para remediar esta falencia.

COMMENTS