Inflación: ¿Qué nos depara?

Paraguay, al igual que la mayoría de los países del mundo, está enfrentando una preocupante inflación. De hecho, estimaciones del Banco Mundial (BM) estima que nuestro país crecerá apenas 0,7% este año. El economista y docente universitario Víctor Ocampos nos brinda una entrevista explicativa de lo que nos depara.

Paraguay, al ser un país marginal, es un “cliente menor”, por lo que significa que vamos a enfrentarnos a escasez en muchos bienes, incluso, esto se manifiesta en un aumento del nivel de endeudamiento del sector productivo.

Víctor Ocampos, economísta.

– ¿Qué factores influyeron para que se registre la actual inflación en Paraguay?

– La inflación desde el año pasado a la fecha es un fenómeno mundial y se debe a tres grandes factores: El shock de oferta: Los grandes problemas logísticos y de producción que se manifestaron tras los cierres de la pandemia, es decir, el consumo seguía en su nivel, pero la producción se había detenido, luego se levantan los cierres, aumenta la demanda, pero toda la línea logística tarda en reactivarse, a eso le podemos agregar los problemas en China, que sigue aplicando medidas de encierro en grandes ciudades. El periodo de transición energética que estamos viviendo, las políticas ambientales de países desarrollados están dificultando el acceso a financiación de proyectos energéticos de origen fósil, y eso se resiente en la oferta de hidrocarburos, tanto de prospección, perforaciones y refinamiento, la demanda sigue creciendo, pero cada vez resulta más caro proveer a dicho mercado con el agravante de la guerra de Rusia con Ucrania. Los efectos tardíos de la expansión monetaria aplicada por todos los países del mundo para mitigar los efectos de la pandemia, en USA la expansión del M0 desde el 2010 para acá, llega a ser de más de 500%, en el caso paraguayo llega al 150%.
Podemos decir entonces que gran parte de nuestra inflación estamos importando, ya que nuestra economía depende de la importación de hidrocarburos y muchos otros bienes de consumo y de capital que se importan del extranjero.

¿Cómo quedamos económicamente en comparación a países de la región?

– Con sus 11,4% de inflación interanual y el 5,4% acumulado hacen de Paraguay el país con la 4ª inflación más alta de Sudamérica, siendo que siempre fuimos un país ejemplar en el control de la inflación. Justamente, el punto fuerte de Paraguay es su estabilidad macroeconómica, pero ahora vemos un problema inflacionario, si bien el BCP considera que esta inflación es “transitoria”. En el campo económico, en general, también se calculan reajustes hacia abajo en las predicciones del PIB, debido a la pobre cosecha del primer trimestre. Se espera que la coyuntura mundial eleve los precios de los commodities y que las cosechas venideras salgan mejor, solo así podremos tener previsiones positivas para el PIB.

– ¿Cuáles son las perspectivas sobre la inflación para la segunda mitad del año?
– Según el BCP, la inflación que estamos viviendo es transitoria, su meta es del 4,5% anual, ahora mismo ya estamos en un 5,4% acumulado a abril de 2022, pero debemos tener en cuenta que en USA la FED está aplicando políticas de restricción monetaria, buscando retirar liquidez a su sistema, lo que está elevando las tasas de interés allá, eso implicaría un aumento del tipo de cambio para nosotros que, a su vez, puede agravar las cosas, debido a nuestra dependencia por importaciones.

¿Qué medidas se pueden tomar para mitigarla?

– Las medidas para mitigarlos en el campo monetario ya se están tomando, la tasa de política monetaria (TPM) del BCP ya está llegando a los 7%, considerando que a inicios de la pandemia se había reducido a casi 1% (Recordando que a menor tasa TPM, mayor expansión de liquidez en el sistema, a mayor TPM se retira liquidez del sistema, buscando frenar la inflación). Más que eso, hay muy poco que se pueda hacer, al menos desde el Gobierno.

¿De qué manera afecta a las personas?

– En el campo individual, la inflación siempre se considera como un péndulo a favor de los deudores (tu deuda en términos reales disminuye si la tasa del préstamo no está anclado a la inflación), pero debemos ajustar cinturones y tratar de buscar fuentes adicionales de ingreso hasta que se estabilice la inflación.

– ¿Qué consecuencias nos depara a raíz de este fenómeno?

– La inflación acompañada con un freno en el PIB se manifiesta en un aumento de la pobreza, los ingresos tienen cada vez menor capacidad de compra, lo que conducirá a mayor presión por un aumento del salario mínimo. La inflación distorsiona la información y dificulta las proyecciones a mediano plazo. En el caso del shock de oferta (una de las causas de nuestra inflación) es que genera un problema serio de cálculos para el sector productivo, ya que semana a semana los precios de materias primas e insumos aumentan. Paraguay al ser un país marginal, es un “cliente menor”, por lo que los proveedores de combustibles, fertilizantes, agroquímicos, papel, etc. estarán más interesados en suministrar a mercados más grandes, lo que significa que vamos a enfrentarnos a escasez en muchos de estos bienes, incluso, esto se manifiesta en un aumento del nivel de endeudamiento del sector productivo para anticiparse a estos hechos y ya comprar anticipadamente mucho de lo que estará necesitando.

COMMENTS