El orégano es más beneficioso de lo que crees

El orégano es una hierba que combina bien con casi todo; tiene un sabor intenso y algo picante. Mayormente se utiliza en seco y, de una manera más extendida, como aromatizante en pizzas, carnes, pescados, ensaladas, papas, guisos, arroces, verduras; salsas en general y adobos. Pero también se lo puede utilizar fresco, dado que tiene un aroma más intenso y maravilloso. En este punto, hay que tener presente que se lo debe incorporar al final de la cocción, porque con el calor se produce la pérdida de sabor.

También se usa en panes, pizza o focaccia y otros tipos de masas saladas. Combina muy bien con quesos tipo mozzarella y también con anchoas, cebollas y huevos.

Claudio Valerio, columnista.

Cuando decimos orégano, la primera palabra que se nos cruza por la cabeza es “pizza” y de hecho, en Italia es una de las hierbas más utilizadas y también forma parte de la mezcla de “hierbas provenzales” o el “bouquet garní” (que es una selección de plantas aromáticas que dan sabor a caldos y que son base de salsas, sopas, cremas y potajes en general).

Con el orégano podemos adobar a la carne y, en particular, las carnes rojas; pero también se pueden sazonar otras carnes, tal el caso de las costillas, bifes (solomillos) y mismo el lomo de cerdo. Gracias a un buen aliño, es posible obtener una carne muy tierna y sabrosa, que gusta mucho, y es una muy buena forma de conservar las carnes.

Además del orégano, hay otras hierbas aromáticas para aderezar nuestras carnes y hacer a los platos más sabrosos. Tal es el caso del cilantro, el perejil, el tomillo, la albahaca, el estragón, el eneldo, el azafrán, el pimentón, o bien un bálsamo de limón fresco; todos usados para saciar las expectativas gastronómicas.

Para acompañar al asado, el chimichurri argentino es una salsa que se elabora con orégano, perejil fresco picado, aceite de oliva, ajo, vinagre y pimiento rojo. Esta salsa colorida, a veces picante y sabrosa es la mejor amiga de las carnes a la parrilla, el típico e internacionalmente célebre asado argentino. Con un buen chimichurri, o bien con la salsa criolla (que también incorpora orégano), realzamos el sabor de la tira de asado, del vacío, de la picaña, y mismo del choripán.

El orégano es una sabrosa especia que también es conocida por ser una fuente de minerales y vitaminas, como también por ser un remedio natural para diferentes problemas de salud.

Algunos de los beneficios del orégano para nuestra salud, y que quizás se desconocían, son éstos:

  1. Es un antihistamínico natural y seguro que alivia la congestión nasal y que muy pocas personas sabrían.
  2. Tiene poderosos antioxidantes y propiedades antisépticas, por lo que se lo puede utilizar para curar resfríos, dado que purifican al organismo.
  3. El orégano es aplicable para el tratamiento de la fiebre gracias a sus propiedades antivirales que permiten reducir la duración de los síntomas febriles, como el dolor de garganta, dolor de cabeza, alta temperatura corporal y el dolor de músculos.
  4. Para aliviar el dolor menstrual, esta especia es excelente y, aquellas mujeres que sufren de fuertes calambres menstruales, la pueden utilizar tranquilamente.
  5. Es una gran fuente de potasio, un mineral que ayuda a control el ritmo cardíaco y la presión arterial; por lo que con su ingesta conseguimos mejorar la salud del corazón, atento a que uso frecuente, puede contrarrestar altos niveles de sodio y otras sustancias perjudiciales para el corazón. El orégano pueden prevenir el estrés y las enfermedades cardíacas, entre otras tantas enfermedades.
  6. El orégano seco tiene propiedades antiparasitarias y, gracias a las mismas, se eliminan los parásitos intestinales, que se alojan en el intestino, causando molestias y riesgos de sufrir varias enfermedades.
  7. Estimula el apetito, porque ayuda a relajar los músculos del estómago y, con esto, aumenta nuestro el apetito y las ganas de comer. Frotando aceite de orégano sobre el abdomen nos ayuda a mejorar el apetito.
  8. Debido a su alto contenido de componentes purificantes, el orégano controla los ataques de asma, siendo excelente a la hora de liberar el tracto respiratorio.
  9. Mantiene nuestro peso corporal porque esta hierba carece de colesterol y es una rica fuente de fibra dietética. Además, el orégano nos ayuda a disolver la acumulación de grasa en el hígado, el sistema linfático, la vesícula biliar y mucho más.
  10. Gracias a su alto contenido de fibra, el orégano ayuda a prevenir el cáncer. Esta especia, además de ser antibacteriana y antiinflamatoria, tiene la capacidad de eliminar las sales biliares y otras sustancias cancerígenas del colon y otras áreas del cuerpo. También se la puede utilizar para retrasar la evolución del cáncer de próstata, y el cáncer de mama.

Tanto el orégano fresco recién recogido, como otras hiervas, son buenas para condimentar carnes pero, al utilizarlas secas, tenemos que tener en cuenta que estas últimas presentan un sabor más potente… Si en una receta se usan hierbas frescas, se deberá de duplicar la cantidad que se indica de hierbas en seco.

COMMENTS