Caen los precios de los commodities

Tras alcanzar niveles máximos en la última década, los precios internacionales de los principales commodities agrícolas disminuyeron al final del primer semestre del 2022. Sin embargo, los precios continúan por encima de los valores de los últimos nueve años, resaltan los informes internacionales.

En el primer día del mes de julio, la cotización de la soja cerró en 595,24 US$/ton, una diferencia de 8,3%, en comparación al máximo valor alcanzado este año (649,43 US$/kg), que estuvo cercano al máximo valor histórico que se registró en el año 2012 (650,43 US$/ton).
Mientras tanto el maíz reaccionó con una fuerte baja cuando el USDA emitió sus pronósticos para la producción y stocks mundiales de maíz después de tener en cuenta la perspectiva de superficie cultivada que dio en junio.

Además, la caída en el precio del petróleo crudo (y de los commodities en general) que indican una desaceleración en la demanda, sumaron presión bajista. A su vez, las caídas fueron alentadas por la fortaleza exhibida en el dólar y por las previsiones meteorológicas menos adversas, que sugieren lluvias para el medio oeste estadounidense en la próxima semana.

En tanto, el trigo cayó 5%, presionado por el informe mensual del USDA, que aumentó la oferta proyectada en la campaña actual como en la 2022/23, tanto en producción como en stocks, por encima de lo esperado por el mercado, lo que presionó a la baja los precios haciéndolos caer entre U$S/t 14 y U$S/t 15.

Además, conversaciones diplomáticas entre Rusia, Ucrania, Turquía y la ONU con el objetivo de abordar la reapertura segura de las exportaciones de granos interrumpidas, apuntalaron las bajas.
Este mes de julio será clave para perfilar si los cereales podrán sortear el campo de batalla en Ucrania y alcanzar sus destinos en ambos hemisferios.

EL ORO
En contrapartida, el oro resiste y luego de caer en su peor precio desde hace nueve meses, el metal precioso cotizó al alza en la primera quincena de julio.
El precio del oro al contado es de 1.734,39 dólares la onza, lo que significa una alza en el valor del metal precioso que alcanzó su nivel más bajo desde septiembre del año pasado. Su precio representa una ligera alza del 0,1%.

COMMENTS